déjanos entrar

(sólo hasta la cocina)